lunes, 11 de enero de 2016

Uso de monopostes en publicidad

Las grandes marcas, así como las pequeñas empresas, siempre han tenido muy claro que para poder vender hace falta anunciarse de la forma correcta. Esto implica escoger franjas de edad, los canales adecuados, el medio que se adapte mejor a nuestra marca, etc. Pero hay una cosa que suele funcionar muy bien para todos los sectores y ámbitos: las vallas publicitarias... y, más concretamente, los monopostes publicitarios.


Publicidad visible

Y es que una valla puede ser vista por muchas personas. En el caso de los monopostes, por ejemplo, que serían las vallas que van soportadas por una sola columna, estos se suelen ubicar en carreteras, fuera ya de la zona urbana (aunque hay de todo) y en un lugar en donde la gente los pueda ver de una forma muy clara, sin árboles o edificios por en medio. ¡De otra manera no serviría para nada!