lunes, 14 de diciembre de 2015

El despido en imágenes

Trabajar como artista no es fácil: a menudo te desesperas por encontrar trabajos que te ayuden a mantenerte económicamente (a ti y a tu familia) y tienes que estar constantemente luchando para que te reconozcan el trabajo realizado.

El despido inevitable 

Aún así, a veces el despido llega. En muchos casos los fotógrafos son profesionales autónomos que no viven esta situación, pero si se ha estado trabajando en alguna parte y un día se acaba el contrato que tenías, la situación puede ser muy deprimente.

Lo único que os debe consolar es que en la mayoría de casos os corresponde una indemnización despido y que esto os puede ayudar un poco a que remontéis económicamente hasta encontrar otro trabajo en el cual podáis aportar toda vuestra profesionalidad.